Modelos de Piscinas Prefabricadas Disponibles:

Piscinas Prefabricadas de Poliester

En la actualidad, y debido a la gran demanda que a lo largo del tiempo ha ido teniendo la adquisición de piscinas, los fabricantes han encontrado la fórmula ideal, económica y que da infinidad de posibilidades, haciendo que tener una piscina privada sea accesible a todo el mundo. Hablamos de piscinas prefabricadas de poliéster. En primer lugar os diremos que el poliéster es una resina plástica, muy resistente a la humedad y a los productos químicos, y el cual se viene utilizando en el mundo textil, para la fabricación de botellas o tuberías, por pone algunos ejemplos.

Las piscinas prefabricadas de poliéster han conseguido acercar el sueño de tener una piscina propia gracias a que este tipo de piscina ha abaratado los costos de fabricación así como los de instalación y mantenimiento. De este modo, en la actualidad, las piscinas prefabricadas de poliéster son consideradas como una de las alternativas más fiables por su elevada calidad, a la hora de instalar una piscina privada, junto a ellas también las tradicionales piscinas de hormigón y de acero. Algunas de las ventajas que tiene instalar tu piscina prefabricada de poliéster son las siguientes:

  1. Son más económicas que las de obras: El tipo de proceso de fabricación de este tipo de piscinas resulta considerablemente más económico y sencillo, lo cual se traducirá además en que en su posterior instalación también se verá reducido el costo.
  2. Son más rápidas de instalar: El tiempo de la instalación de la piscina prefabricada de poliéster es mucho menor que el de una piscina, por ejemplo, de hormigón, que requiere una costosa obra que suele durar algo más de 10 días, frente a los 5 o 6 días que precisa la piscina prefabricada de poliéster.
  3. Instalación más limpia: La instalación de las piscinas prefabricadas de poliéster suele ser muy rápida y fácil. Esto se debe a la sencillez de su estructura, que se compone de poliéster. Por lo general, el tipo de poliéster utilizado para la elaboración de las piscinas prefabricadas es bastante resistente, y va recubierto por una capa de gelcoat (pintura que funciona como esmalte y da color al poliéster), a la cual posteriormente se le agrega fibra de vidrio así como los refuerzos estructurales que requieran, los cuales irán compensando el peso y la presión del agua.


Además de todo lo dicho, otra de las ventajas de las piscinas prefabricadas de poliéster es que pueden llegar a tener formas de lo más interesantes en su diseño a pesar de ser prefabricadas.

¿Te animas a que te instalemos tu piscina prefabricada de poliéster?